El trabajo autogestivo es cultura

En momentos de crisis cuando nos vemos exigides y nuestra estabilidad está en juego, es cuando sale la creatividad como instinto de supervivencia. 

La crisis y sus consecuencias, terminan siendo un motor de cambio, de organización, de trabajo colaborativo y autogestivo como hechos culturales. 

Las importaciones, que destrozaron la industria nacional durante los ’90, hicieron perder competitividad y que las ganancias sean nulas. Las políticas neoliberales dieron como resultado un círculo imposible de salir.

Quienes atravesamos la crisis del 2001, vivimos lo que fue la cuna del diseño de autor y el resurgir de la industria textil nacional. Y con una reciente carrera de Diseño en la Universidad Pública que alentaba a crear.

El diseño se apoderó de barrios, tomó las calles y las plazas. La sociedad se apropió de una nueva forma de consumo, nació una forma de producción y con raíces propias.

El auge de un Diseño Emergente, nuevos productores y un público que lo elegía. Todo un hecho cultural. 

De ahí venimos, nacimos de la crisis como oportunidad y con la creatividad como fuerza. Las marcas fundacionales de COMUNIDAD MATRIZ nacieron en ese momento.

Somos Cultura, el trabajo autogestivo es Cultura.

Fotografía: Virgina Lev

Model: Felicidad Di Tomaso

para Edición Avalancha año 2019